Inventarios

El inventario es una relación detallada y valorada de los distintos elementos que componen el patrimonio de una empresa. Alcalá Asesores lleva haciendo inventarios más de 20 años, ya que partir de un adecuado inventario es fundamental para una correcta puesta en marcha de la contabilidad.

Según el artículo 25 del Código de Comercio, los empresarios deben llevar una Contabilidad que permita un seguimiento cronológico de sus actividades y la formación de Inventarios y Balances.

El libro de Inventarios y Cuentas anuales se abrirá con el balance inicial detallado de la empresa. Al menos trimestralmente se transcribirán con sumas y saldos los balances de comprobación.

Se transcribirán también el inventario de cierre de ejercicio y las cuentas anuales.

Los Inventarios estarán compuestos por un listado que comprenda las diferentes partidas que forman el patrimonio de la empresa, así como una valoración de las mismas.

Fases de los inventarios:

  1. Hacer una lista con los distintos bienes, derechos y obligaciones que pertenecen a la empresa. Esto requiere una fase importante de investigación y conlleva el análisis de muchos documentos y el hablar con varias personas, siempre dependiendo, claro está, del tamaño y complejidad del inventario que estemos realizando.
    Pensemos, por ejemplo, que si estamos haciendo un inventario general deberemos conocer el saldo de los clientes (de cada uno de ellos y en consecuencia del total), y si no hay una adecuada contabilidad que nos lo diga, para que nosotros únicamente debamos comprobarlo, la labor puede ser muy difícil.

  2. Una vez que tenemos realizada la lista con todo debemos proceder a la valoración de la misma. A la hora de valorar un inventario debemos respetar sobre todo el principio de la prudencia valorativa. Esta parte también requiere paciencia y el tener que revisar muchos papeles.

  3. Por último, cuándo ya tenemos la lista valorada con todo el patrimonio, lo único que hay que hacer es presentarla adecuadamente, es decir, agrupado todo en masas patrimoniales para su mejor compresión. Esta es la fase más sencilla de todo el inventario. Se presenta en un documento que se denomina balance-inventario.